Tech

Tech
BY Samsung

5 cosas que debes saber antes de comprar tu próximo Smart TV


1,902 views


¿A quién no le gustaría tener una TV con una gran pantalla, la mejor calidad de imagen, con el que se pueda acceder a servicios como Netflix y con diseño espectacular? Los Smart TV son la mejor alternativa, pues ofrecen funciones interactivas y cuentan con la mejor tecnología.

Estos televisores han evolucionado tanto que para este 2018 el portal de estadísticas Statista prevé ventas de 225 millones de unidades en el mundo. Con esta popularidad en alza, son muchas las opciones en el mercado, por lo que es normal dudar al momento de elegir un modelo. ¿Cuál es el mejor?

Si quieres hacer una compra inteligente es importante que prestes atención a las características fundamentales que debe tener un excelente Smart TV.


  • Tecnología de la pantalla

Uno de los puntos claves al momento de comprar un Smart TV es la pantalla. Existen diferentes tipos, pero cuando se trata de televisores inteligentes la mayoría de las personas se debaten entre pantallas OLED o QLED. Ambas son evoluciones de la tecnología LED convencional; se diferencian de ella porque ofrecen una mejor imagen.

Para quienes buscan mejores ángulos de visión, un brillo excepcional y más volumen de color, la tecnología QLED es la más indicada. Con esta se consiguen pantallas con brillo entre 1.500 y 2.000 nits, en contraste con los 800 que ofrecen otras tecnologías.

Por otro lado, gracias a Quantum Dot, una avanzada tecnología de nanopartículas, los televisores QLED pueden reproducir con precisión millones de colores. Además, con este tipo de pantallas se reduce el reflejo de luz hasta en 40%, dado que se mejora el filtrado de la luz. Todo esto se traduce en una mejor calidad de imagen, la cual se percibe en los colores más vivos y brillantes del panel.




  • Calidad de la imagen

El panel influye en la calidad de imagen de tu televisor inteligente. Sin embargo, hay tecnologías y funciones que pueden ayudar a mejorar la imagen. Por un lado, existen televisores con diferentes resoluciones: hoy lo usual es elegir entre un televisor 4K o un Full HD.

A mayor resolución, mejor calidad de imagen. Por ello, si bien los televisores Full HD (1.080p) reproducen contenido que se ve muy bien, en los que tienen resolución UHD, mejor conocidos como 4K (3.840 x 2.160p), la imagen se ve mucho mejor.

Pero debes tener en cuenta algo. Para disfrutar de esta resolución máxima, el contenido debe emitirse también en esa resolución. Por fortuna hay cada vez más contenidos en 4K, por lo que si compras un Smart TV con esta resolución podrás sacarle bastante provecho.

En cualquier caso, para los contenidos que no cuentan con esta resolución máxima, muchos fabricantes han incluido en sus televisores la función de escalado 4K, un proceso de cálculos y algoritmos diseñados para adecuar la imagen emitida a la resolución nativa del aparato, que es 4K.


  • Diseño

Todo lo que tiene que ver con la imagen es importante, pero el diseño también lo es. La armonía de estilos es un elemento importante en la decoración. Por ello, los Smart TV cuentan con diseños que encajan muy bien en cualquier salón. Los modelos más recientes de Samsung cuentan con una funcionalidad llamada “Ambient Mode”, con la cual la pantalla se integra al estilo de la habitación. Para ello debes tomar una fotografía de tu pared con el smartphone; la imagen se reproducirá en el fondo del televisor apagado para sustituir el clásico negro.

Entre los Smart TV hay modelos curvos y planos, cada uno con sus ventajas. Aunque la oferta de televisores curvos es más limitada, este modelo ofrece grandes beneficios, como mayor profundidad y mayor inmersión, características perfectas para ver un maratón de series, pues reducen el esfuerzo visual.

Los diseños planos también tienen sus ventajas. Si bien no ofrecen la inmersión de los curvos, permiten ver perfectamente la televisión desde cualquier punto de la habitación.

Los Smart TV cuentan también con diseño 360 grados, gracias al cual el equipo ofrece un estilo elegante incluso por la parte posterior, pues posee canaletas para ocultar los cables. De esta manera podrás agregar sofisticación a los espacios.


  • Conectividad

Cuanta más variedad tenga un televisor respecto a la conectividad, mucho mejor. Por ello, este es un aspecto clave en el que debes fijarte antes de comprar un Smart TV. Dependiendo de los conectores que tenga el equipo podrás conectar otros aparatos como reproductores de vídeo, consolas, discos duros externos, memorias USB, etc.

El tipo de conexiones que necesitas depende del tipo de contenidos que sueles consumir. No obstante, existen algunas conexiones imprescindibles, útiles para diferentes aparatos. Las que no deben faltar son los puertos HDMI, ideales para enviar imagen y sonido en alta definición; los puertos USB, para conectar equipos como discos duros externos o memorias USB; y conexión Ethernet y WiFi, para disfrutar de contenidos interactivos como los de Netflix o YouTube. Los Smart TV pueden también tener video por componentes y conexión de audio óptica.

Esta variedad de conexiones, si bien son muy útiles, pueden influir en la estética del Smart TV, sobre todo si tienes conectados muchos equipos. Por ello, una buena solución es la que ha propuesto Samsung con One Connect, un dispositivo separado del televisor con todas las conexiones que necesitas. Se puede conectar con un cable óptico superdelgado, una conexión invisible que evita enredos de cables y luce mejor.


  • One Remote (Control único)

Los Smart TV son equipos muy completos, verdaderos centros de entretenimiento al alcance de tu mano. Las múltiples conexiones son perfectas para utilizar diversos aparatos. No obstante, esto puede traer un inconveniente: muchos controles.

Por ello, al momento de elegir un modelo es importante que compres un televisor que te permita manejar todos tus equipos con un solo control remoto. De esta manera evitarás enredos e incomodidades y seleccionarás más rápidamente el contenido que quieres ver.

En el mercado hay opciones de control remoto universal o inteligente, pero lo mejor es comprar un televisor que lo incluya. Samsung, por ejemplo, ha lanzado con sus nuevos equipos el One Remote, un control que detecta de forma automática todos los dispositivos conectados al televisor para simplificar su uso. Admite comandos de voz y ofrece la opción Smart Hub, con la cual no hace falta navegar en Internet para encontrar el contenido que buscas, porque en una misma pantalla aparecen imágenes en miniatura para que veas tus opciones sin necesidad de abrir contenidos en pantalla completa.

Si tienes en cuenta estos cinco factores claves al momento de elegir un Smart TV, sea para ti o para un regalo, harás una compra realmente inteligente y conseguirás el mejor equipo de todos para disfrutar de una fuente ilimitada de entretenimiento.


MORE STORIES

This website uses cookies. By using this website you consent to our use
of these cookies. For more information visit our Privacy Policy.