Lifestyle

Lifestyle
BY Davivienda

Carro nuevo: ¿qué debes tener en cuenta antes de hacer el cambio?


0 views

Cambiar de carro es una necesidad de los usuarios que constantemente le encuentran averías al vehículo que usan, pero también de quienes sienten que ya no cumple sus expectativas. Esto último puede deberse a que sus necesidades cambiaron o porque perciben que la tecnología del auto es anticuada.

Adquirir un nuevo carro es una decisión compleja. Siempre existe miedo a equivocarse en la elección y, además, requiere una inversión considerable.

Si todavía dudas respecto a cuándo cambiar tu carro o buscas razones para hacerlo, es útil que consideres estas señales.

  1. Demasiadas visitas al taller

Es necesario cambiar cuando el carro pasa más tiempo en el taller que en la calle. Revisar tantas veces tu vehículo es una clara señal de desgaste, incluso cuando a veces no se trate de averías grandes.

Ni hablar de la depreciación que conlleva ese historial de visitas en caso de que se busque venderlo, y de todos los gastos que debe asumir el dueño cada vez que acude al mecánico. Si presenta ruidos extraños en el motor, fallas al arrancar, falta de estabilidad en la temperatura, vibraciones o daños en la computadora es porque definitivamente ha llegado la hora de reemplazarlo.

  1. Tiempo de uso

Los especialistas recomiendan que salgas de tu vehículo en un máximo de cinco años. Un carro todavía tendrá salida en el mercado mientras tenga entre dos y cinco años.

Sin embargo, esa regla depende de múltiples factores: el uso que le des al vehículo, la marca, el modelo o la frecuencia con la que le haces mantenimiento, entre otros. Puede que a los cinco años el automóvil no haya superado los 200.000 kilómetros, por ejemplo, y por eso esté en buenas condiciones.

  1. Obsoleto con el paso del tiempo

Cada cierto tiempo la tecnología automotriz mejora considerablemente y los viejos modelos se quedan atrás, con todas las desventajas que eso implica. Como muestra, el riesgo de sufrir un accidente aumenta exponencialmente con la antigüedad del carro.

  1. No complace tus necesidades

Un cambio de tus necesidades puede llevarte inmediatamente a reemplazar el automóvil, bien sea porque la familia crece o porque las condiciones laborales sean otras.

Tras identificar alguna de las razones por las que merece la pena cambiar de carro, el siguiente paso se relaciona directamente con el proceso de compra y de revisión de las especificaciones de los modelos de tu interés. Pero antes:

Identifica el momento ideal para el cambio

Las condiciones para adquirir un auto pueden ser más ventajosas en algunas fechas, es importante elegir el momento más adecuado para hacer la compra.

Ojo, no siempre es posible esperar por el momento ideal, pues puede ocurrir que tu vehículo se dañe inesperadamente y que necesites urgentemente otro. En esos casos no tienes otra alternativa que comprar en el momento.

Pero si la compra no resulta urgente y tienes la capacidad de planificarla, es importante que tomes en cuenta los siguientes aspectos:

Cierre de mes

Los vendedores necesitan sumar una determinada cantidad de ventas al mes para alcanzar ciertos bonos. Si acudes unos días antes de que termine el mes, probablemente encontrarás que los vendedores ofrecen condiciones más favorables al cliente para incentivar la compra: descuentos, rebajas en tarifas e impuestos, o reservas de nuevos modelos.

Otro de los momentos claves para encontrar rebajas es en fin de año. En diciembre todos los concesionarios tienen la obligación de apretar el acelerador para cumplir su presupuesto anual.

Las ferias también son un momento ideal para realizar la tan anhelada compra, en estos eventos podrás encontrar rebajas, facilidades de pago e incluso accesorios adicionales gratis.

Ahora que entiendes la necesidad de cambiar de automóvil y conoces el momento adecuado para hacerlo, no queda más que evaluar el modelo que deseas adquirir. Durante ese proceso lo ideal, además de identificar asuntos básicos como tu perfil como comprador, el uso que le darás al carro, el número de personas que se trasladarán, tu presupuesto y el cilindraje del motor, es estar pendiente de:

Obtener toda la información

Indaga sobre las especificaciones del modelo de tu preferencia. Busca las calificaciones y las opiniones de otros compradores. Lee toda la información acerca de su rendimiento, su capacidad y su equipamiento.

No te quedes con un solo modelo. Procura seleccionar varios de diferentes marcas y compara. Es útil tener en cuenta las últimas tendencias del mercado y acudir a las marcas más reconocidas.

Probar el vehículo

Solicita una prueba de manejo. Es la única manera de evaluar el desempeño del carro, su velocidad, el alcance de los frenos y el resto de sus funcionalidades. También sabrás si te sientes a gusto al conducirlo y si se ajusta a lo que buscas.

Fijarse en el servicio de postventa

Luego de comprar el carro debes visitar periódicamente el taller para que lo revisen. Consulta con la marca los precios y la frecuencia de esas revisiones, así como la cantidad de concesionarios autorizados y la facilidad para encontrar repuestos de la marca.

Comprar un automóvil nuevo es un proceso que requiere planificación y disposición. Si sigues todas estas recomendaciones y te preocupas por cumplir cada etapa previa a la compra, probablemente vas a obtener con éxito el carro que necesitas.

MORE STORIES

This website uses cookies. By using this website you consent to our use
of these cookies. For more information visit our Privacy Policy.